¿Cómo hay que actuar si cayéramos con el coche al agua?

Coche hundido en el agua

Como no es normal que se nos pueda presentar en nuestra vida, no tenemos muy claro cómo enfrentarnos a esa situación. A continuación presentamos varias maneras de salir con las mejores garantías de éxito.

 

Aunque nos parezca que el número de fallecidos por esta circunstancia es mínimo, la realidad es que es bastante más numeroso de lo que nos imaginamos.

Lo primero que hay que decir es, que lo más importante es mantener la calma. Esto es fácil decirlo, pero resulta muy difícil mantener la serenidad si nos encontraramos dentro del coche y se ve rodeado por el agua. Si logramos mantenernos fríos y no nos dejamos llevar por el pánico, tendremos muchas probabilidades de salir indemnes.

Por lo tanto, lo primero es mantener la calma y segundo, saber cómo actuar en esos momentos. Aquí van unos cuantos consejos.

La colisión contra el agua
Si viesemos que el coche inevitablemente va a caer al agua debemos prepararnos para el impacto. Esto es de vital importancia porque no podemos recibir ningún golpe que pueda mermar nuestras facultades físicas o mentales ya que, inmediatamente, tendremos que pasar a la acción.

Es necesario llevar el cinturón de seguridad puesto, aunque nada más llegar al agua, hay que quitárselo inmediatamente para tener libertad de movimientos.

Otra forma de reforzar ese “amerizaje” con éxito es llevar las manos bien aferradas al volante. Esto hará que el cuerpo esté rígido y las manos en un lugar visible y accesible a los diferentes elementos del coche que nos resultarán imprescindibles para salir cuanto antes.

Coche sumergido en el agua

Prepara la escapada
Al mismo tiempo que nos preparamos para la colisión con el agua debemos ocuparnos de las ventanillas y tenerlas abiertas –por lo menos la del conductor- porque serán la forma de salir más adecuada.
Dependiendo de la velocidad de caída, y de nuestra capacidad de reacción, si las ventanillas no están abiertas las podemos abrir. Una cosa importante es no echar mano del móvil. En esta situación vamos contra reloj y no podemos pedir ayuda que vendrá cuando ya se haya acabado todo.

El coche flota en el agua
No flota durante mucho tiempo, pero lo normal es que sí el suficiente tiempo para poder salir por la ventanilla si antes las hemos bajado y, sobre todo, como decíamos antes, nos hemos desabrochado el cinturón de seguridad. En experimentos realizados, se encontró que todos los coches flotan entre 30 segundos y 2 minutos. Este tiempo donde el vehículo está flotando es el idóneo para escapar de esta engorrosa situación. 

El sistema eléctrico funciona un par de minutos bajo el agua
Aunque se moje, el sistema eléctrico funciona dos o tres minutos. Si el coche estuviera parado, cosa rara, y se hubiera precipitado al agua, podemos accionar el encendido y abrir las ventanas o las puertas. También es importante tener las luces encendidas porque, aunque estén debajo del agua, están pensadas para que sigan funcionando. Esto nos dará una pequeña orientación a nosotros o si hay alguien que nos puede prestar ayuda le dará la indicación exacta de donde nos encontramos.

Ciudad inundada

Cuando empieza a hundirse el coche es imposible salir por las puertas
Cuando el agua llegue a la altura de la puerta no intentemos abrirla porque resulta imposible por la diferencia de presión entre fuera y dentro que no se igualará hasta que el agua haya inundado todo el habitáculo. Cuando empiece a entrar agua, hay que mantener la calma y esperar a que deje de entrar porque como veremos más adelante, todavía hay soluciones.

Romper la ventanilla para salir
Siguiendo con una actitud tranquila y reflexiva ante una situación de peligro. Queremos insistir en ello porque, si mantenemos la calma, podremos salir sin demasiados problemas.

Si las puertas no se abren, las ventanillas no se bajan o incluso se quedan por la mitad y no cabemos por el hueco que deja, debemos romper una de las ventanillas. No así el parabrisas porque es laminado y diseñado para resistir golpes fuertes. Las ventanillas o incluso la ventanilla trasera, son de un material menos resistente y lo mejor es golpear en las esquinas.

No es normal tener ese objeto contundente a mano, pero se venden unos martillos específicos para esta tarea. Sí, ya sabemos que puede parecer una exageración, pero…

Si no la podemos romper, todavía hay una solución
Si las ventanillas no se rompen porque no tengamos algún objeto contundente a mano podría parecer que todo está pedido, pero no.

Y ahora es cuando hay que actuar si cabe, con mayor tranquilidad. Las ventanillas no se abren y las puertas tampoco, por la diferencia de presión, como decíamos antes, pero a medida que va entrando el agua en el coche y lo va inundando, la deferencia de presión se va reduciendo hasta que se igualan justo antes de llegar al techo. Ahí se forma una bolsa de aire que podemos aprovechar para coger aire y accionar la puerta que se abrirá sin ninguna resistencia.

Carretera inundada

Subir a la superficie
Cuando podemos salir de coche aprovechando esos momentos en los que consigue flotar sin hundirse todo es más fácil, tanto si vamos solos como acompañados o incluso con niños. Como regla general, hay que prepararse primero uno para poder ayudar al resto de ocupantes lo antes posible. Una vez estemos en condiciones de maniobrar, podemos echar una mano a los otros viajeros y preparar toda la operativa para escapar.

Si no estamos solos hay que tener cuidado de no golpear al resto de viajeros. En estos momentos en los que hay agua dentro, y con más acompañantes, la situación se agrava.

Cuando las aguas están turbias, hay que observar la dirección de las burbujas porque ellas nos indicarán la dirección adecuada para movernos. Para poder tener una mayor libertad de movimientos es conveniente deshacerse de ropa.

Buscar atención médica rápidamente
Una vez estemos a salvo hay que intentar por todos los medios conseguir asistencia médica: puede que nos hayamos dado un golpe que, por los momentos de estrés, angustia y adrenalina que hemos pasado, no seamos conscientes. Un reconocimiento en condiciones nos dará una información completa de cómo has salido físicamente del accidente.

La situación pos-traumática puede que sea importante si afecta a nuestro comportamiento vital, entonces, también es deseable ir a un especialista.

En este sencillo video podemos ver básicamente lo contado en este articulo Y en este otro, Antonio Lobato y María de Villota hacen un simulacro real de coche hundido. Un video largo pero muy interesante.

Fuentes consultadas: 
Autopista
Abc
Wikihow

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog