El ahorro para la jubilación a través del empleo en España

El segundo pilar. Ahorro en España

En materia de ahorro para la jubilación, habitualmente se acepta un esquema, denominado de los tres pilares, que distingue tres ámbitos en los cuales se pueden prever prestaciones de jubilación para el tiempo en el que ya no trabajemos: el primer pilar son las pensiones públicas; el segundo pilar es el ahorro colectivo acumulado normalmente los empleados de una empresa; y el tercer y último pilar son los productos de ahorro que cada uno podamos adquirir individualmente.


¿Existe un segundo pilar en España? Es decir, en España, ¿existe un ahorro colectivo de los trabajadores en sus empresas para su jubilación? Pues la verdad es que, mayoritariamente, no. Y lo triste del asunto es que eso nos aparta de la mayoría de los países a los que queremos parecernos, ya que en sociedades como la sueca, la danesa o la holandesa, el porcentaje de trabajadores que participan en fondos o seguros colectivos para la jubilación ronda el 100%.

En España, lejos de ello, por cada trabajador que forma parte de un esquema de ahorro colectivo, por cada trabajador que en el seno de su empresa está aportando parte de su salario para consolidar una prestación cuando se jubile, hay cinco que no.

La principal consecuencia de la práctica inexistencia de un segundo pilar en España es que ésta deja prácticamente solo al sistema público de pensiones ante la responsabilidad de procurar años de retiro adecuados a las personas. Puede estimarse que el conjunto de prestaciones de segundo pilar que se pagaron en el año 2016 supusieron apenas 3 euros con 70 céntimos de cada 100 euros de pensiones que se pagaron en España. Por lo tanto, aunque el tercer pilar ayudase algo, en torno al 95% de las prestaciones tuvieron que ser afrontadas por las pensiones públicas.

La casi inexistencia de un segundo pilar en España significa que el sistema público de pensiones es el único encargado de procurar años de retiro a las personas

¿Qué ventajas presenta el ahorro colectivo?

El ahorro de forma colectiva tiene la gran ventaja de que permite mutualizar riesgos. Dentro de las empresas, de los sectores económicos o de las corporaciones profesionales suele haber personas de muy diferentes edades y de variadas circunstancias. Esto permite distribuir riesgos entre ellos, como siempre le gusta hacer al seguro; y es bien sabido que cuando el seguro es capaz de distribuir riesgos, también es capaz de garantizar más y mejores prestaciones.

En los años que vendrán, es probable que sea necesario que cambie la cultura laboral. Tenderemos, cada vez más, a valorar no sólo el salario, sino también el «paquete social» o de previsión que haya puesto en marcha la empresa. Es importante que el segundo pilar se extienda, porque un segundo pilar minoritario no quiere decir otra cosa que la consolidación de un grupo de trabajadores de primera, los que tendrán pensiones complementarias; y un resto mayoritario que no. En esas condiciones, las diferencias salariales se prolongarán, e incluso se ahondarán, más allá de la vida laboral, como diferencias de pensión

El segundo pilar. Ahorro en España

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog.