¿Qué es y para que sirve el eCall?

Para qué sirve el eCall

EL eCall es un sistema inteligente de llamada de emergencia que se activa de manera automática en caso de accidente o cuando los que viajan en el vehículo quieran accionarlo.

 


Desde el mes de abril, todos los vehículos fabricados en la Comunidad Europea deberán llevar de serie este sistema después de la aprobación hace tres años de esta medida que, sin duda, contribuirá a que haya menos muertes por accidentes y que, en el caso de que haya heridos sean de menor gravedad. Se prevé que con este sistema se eviten más de 1.500 muertos al año.

Cuando un vehículo -que lleve incorporado este sistema- tenga un accidente, hará una llamada inmediata y urgente al 112 y dará varios datos, como la ubicación, hora y el número de viajeros en el coche.
Todo esto permitirá a los servicios de emergencias lleguen antes y mejor preparados para lo que se van a encontrar.

La tecnología que incorpora el eCall es bastante compleja aunque su funcionamiento de cara al usuario es muy simple. Como decíamos, el sistema se lanza automáticamente, sin ser necesario que alguien pulse el botón, cuando se produce un accidente.
Esto se debe a que incorpora una serie de sensores que están instalados en varias partes del vehículo. Estos sensores recopilan información como es por ejemplo, la situación y la hora -gracias a que incorpora un GPS- y el número de ocupantes, de la misma manera que el vehículo detecta si algún ocupante no se ha colocado el cinturón de seguridad.

Con estos datos, el sistema se pone en contacto automáticamente con el 112. Así, los miembros de los servicios de emergencias tienen una información que podrá ayudar a salvar vidas. El 112 preguntará a través del dispositivo el verdadero alcance del accidente. Si le contestan desde dentro, podrá hacerse una mejor idea de cómo enfrentarse a los necesidades de los ocupantes. En caso de que no haya contestación, el servicio de emergencias sale hacia el lugar del accidente con un protocolo de actuación que seguirá en todos estos casos.

La primera hora es básica para minimizar los efectos graves de un accidente, por lo que el botón de emergencias se percibe como un aliado para salvar vidas. En un video de lasexta.com vemos como funciona, donde está instalado y más cosas interesantes sobre este nuevo sistema y la seguridad vial.

La ex-directora general de Tráfico , María Seguí, ya explicaba en 2014 en un video a los medios de comunicación lo que aporta el sistema eCall a la seguridad vial, un proyecto europeo de localización automática en caso de accidente.

Funcionamiento del ecall
Fuente: DGT

Estamos otra vez en un escenario en que la tecnología se vuelve a poner al servicio de la seguridad vial. Los dirigentes de la Comunidad Europea están tratando desde hace muchos años reducir la mortalidad en la carretera. En 2009 hubo casi 35.000 muertos pero señalan que hay otro dato que también nos resulta trágico: el número de heridos. Se supone que, por cada fallecido, hay una media de 44 heridos y, de ellos, ocho son heridos graves. Ahora, en 2016, la cifra ha descendido a unos 25.000 fallecimientos, cifra que, aunque se haya reducido ostensiblemente, sigue siendo de enorme trascendencia.

Suiza, hace ya muchos años,  en 1997, lanzó una política que la denominó “Visón Cero” cuyo objetivo era que no hubiese muertes ni lesiones graves en el año 2020. Muchos países han imitado esta política ya sea institucionalmente como acciones privadas (en España es muy conocida la campaña “Ponle freno” de Antena 3 que, gracias a su poder de comunicación hace una labor ejemplar). O la asociación sin animo de lucro “Stop Accidentes” fundada por familiares y amigos de víctimas de siniestros de tráfico. Para conocerlos mejor, pinche en este enlace.

Servicios de emergencia eCall
Fuente: cadenaser.com

Por último, y como mera anécdota, la web fundeu.es que se dedica a resolver las dudas del lenguaje español propone que se denomine botón de emergencia o también, llamada de emergencia.

El nombre dado por la Unión Europea al sistema es el acrónimo inglés formado por los términos emergency (‘emergencia’, del que toma la e) y call (‘llamada’), y se pronuncia /icól/, siguiendo la pronunciación original.

Si se prefiere usar esa forma, lo adecuado es escribirla en redonda, por tratarse de un nombre propio, sin guion y con la letra c en mayúscula, como señala la base terminológica de la Unión Europea.

Dejando formalismos lingüísticos a un lado, este sistema será muy importante para reducir las cifras de siniestralidad.

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog