Control de tracción y estabilidad de las motos

Motos y sistemas de seguridad

Casi todos los moteros hemos oído hablar de estos dos sistemas de seguridad pero muchos no saben en qué consiste exactamente.

 

Una gran cantidad de accidentes de moto -casi el 25%- se producen en curvas, por eso se ha buscado minimizar esos accidentes. Como siempre, esa reducción llega de la mano de la tecnología y tanto el control de tracción como el de estabilidad son dos sistemas de seguridad que contribuyen a que la conducción en moto minimice cada vez más los riesgos de caída. En un artículo anterior de este blog habíamos visto con detenimiento en que consistía la otra gran tecnología que se suma a estos dos sistemas: el ABS. Ahora, veamos en qué consisten los otros dos sistemas.

EL CONTROL DE TRACCIÓN

Hasta hace unos años, el control de tracción en las motos era exclusivo de las motos de alta gama y de GP. Ahora se está extendiendo al resto de modelos e, incluso ya hay sooter que llevan montado esta asistencia a la conducción, como por ejemplo, La X-MAX 400 2018.

En un artículo bastante extenso y profundo sobre la historia del control de tracción y sus vicisitudes que hemos visto en motorpasionmoto. Nos cuenta que se remonta a los años 90 del siglo pasado. En coches parece ser que apareció en el año 1971, con lo que los fundamentos de esta tecnología datan de hace bastante tiempo. Si queréis conocer más sobre esa historia, trufada con numerosos puntos curiosos y referencias a otros sistemas que se interrelacionan con él y cómo se afectan mutuamente.

En síntesis, el control de tracción evita caídas. Eso es seguridad. Siempre ha estado en boca de muchos porque dicen que permitir el control de tracción en GP es desvirtuar la carrera, porque ya hay muchas asistencias a la conducción y cada vez se deja menos margen de maniobra al piloto. La finalidad del control de tracción es mantener la tracción constante del neumático trasero sobre el asfalto. Lo que consigue es que la rueda trasera no derrape y que siga con su agarre sobre el asfalto. La falta de agarre puede deberse a que se haya acelerado fuerte o bruscamente o porque la superficie esté deslizante ya sea por agua o suciedad.

En este artículo de motor1pro.com explican cómo funciona el control de tracción de una moto. Se basa en la tecnología utilizada en los sistemas de frenada ABS que gracias a sus sensores pueden saber si la rueda trasera está girando mas deprisa que la otra y por lo tanto, ha perdido tracción. Inmediatamente reduce el par motor actuando directamente sobre el sistema de inyección. De esta manera, el neumático vuelve a recuperar la adherencia y vuelve a traccionar correctamente. Esto es un resumen, para una explicación más detallada recomendamos leer el artículo que hemos citado y el video que lo ilustra.

Moto, MMT Seguros

EL CONTROL DE ESTABILIDAD

El MSC, por sus siglas en inglés (Motorcycle Stability Control) es una desarrollo de Bosch. Este sistema se basa también en la tecnología ABS. Mejor dicho, se aprovecha. El sistema ABS hace que no se bloqueen las ruedas cuando las ruedas pierden adherencia

¿Pero que pasa cuando se aplican los frenos en una curva? Ahí es cuando aparece la magia del MSC. En este artículo sobre le control de estabilidad de motorpasionmoto.com nos dice cómo funciona este sistema. Primero, se recogen los datos procedentes de los sensores que informan de la velocidad de giro de las ruedas, ángulo de inclinación de la moto, ángulo de “picado” de la moto, la aceleración que soporta el sistema, la presión aplicada a los frenos y algunos datos más. Con toda esta información el sistema la evalúa y es capaz dereconocer situaciones críticas. Cuando llega ese momento inicia las acciones necesarias para que la moto no se caiga. Dicen que es tan bueno que es capaz incluso de prevenir derrapes de la rueda delantera.

También añaden que lo más mágico de todo es que el Bosch MSC es capaz de distribuir la fuerza de la frenada entre las dos ruedas aun cuando solo se acciones uno de los frenos. Es muy interesante leerse el artículo porque además está salpicado con numerosos videos dónde se muestran los comportamientos de la moto con MSC. El primero de ellos es como funciona frenando con el freno delantero en medio de una curva. El segundo es frenando con el freno trasero en medio de una curva. Es un artículo muy interesante que te explica absolutamente todo acerca del control de estabilidad. Sin duda, hay que leerlo.

A estos dos sistemas podríamos añadirle el sistema de embrague anti-rebote. En este video nos explican en que consiste el embrague anti – rebote. Para muchos este tipo de embrague les puede parecer algo superfluo o innecesario. Otros piensan que solo es útil en competición porque allí es cuando se lleva al moto al máximo y es bienvenida cualquier ayuda, pero como dicen en un artículo sobre el embrague anti-rebote de motorpasionmoto, la realidad es muy diferente. Y lo ilustran con un video en que un error al cambiar de marcha por parte del conductor y por no llevar el embrague anti-rebote hace que se vaya al suelo. La secuencia está clara: el piloto soltó el embrague de forma brusca y la moto comenzó a rebotar de forma descontrolada. En el video observamos los intentos para controlar la moto pero finalmente tiene que pisar el freno y sale por encima del manillar.

Si la moto hubiera tenido un embrague anti-rebote se hubiera encargado de permitir el leve deslizamiento de los discos del embrague y lo más seguro es que se hubiera evitado la caída. En el video se observa toda la secuencia y es muy interesante ver todo el proceso y los intentos del conductor para hacerse con la moto.

Ya sabéis nuestra posición al respecto. Toda tecnología que reduzca accidentes sea bienvenida, pero queremos llamar al atención para que esta punta de tecnología no se utilice para ir al límite, pensando que si hay algún contratiempo, la tecnología nos echará una mano.

La prudencia, el sentido común y la observancia de las normas de seguridad vial son la mejor tecnología para que no ocurran accidentes.

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog