El plan de la DGT para aumentar la seguridad en las motos

Seguridad en las motos

El riesgo de sufrir un accidente en moto es 17 veces mayor que en otro vehículo. Durante 2017 perdieron la vida en carretera un 12% más de motoristas que en 2016.

 

La mortalidad se redujo en el período comprendido entre 2009 y 2016 debido a la crisis económica y por tanto la reducción de tráfico. El consumo de carburantes bajó enormemente y por tanto hubo menos coches circulando. Una vez pasada la crisis, está habiendo ligeros repuntes en víctimas de tráfico tanto de coches como de motos. De ahí que la DGT haya elaborado el Plan especial para la mejora de la Seguridad Vial de los motoristas. Este plan contará con el consenso de todos los implicados en el sector de la motocicleta y será aprobado en el Consejo Superior de Tráfico. Constará de 40 medidas repartidas en cinco áreas temáticas.

1ª) EDUCACIÓN Y FORMACIÓN

Revisión del permiso B+3 que es el que habilita a los titulares del permiso B que tengan más de 3 años de antigüedad a conducir motos de hasta 125 cc. Esta revisión incluirá contenidos teóricos y prácticos referidos a las motos porque se ha comprobado que los titulares de estos permisos tienen 1,5 veces más de sufrir un accidente que los que disponen de un permiso específico.

2ª) COMUNICACIÓN

Realizar campañas específicas para mejorar la convivencia entre motoristas y conductores de turismo o que incidan en la vulnerabilidad de los que viajan encima de vehículos de dos ruedas. Otra medida será aprovechar los Grandes Premiso de motociclismo en España para desarrollar campañas de concienciación e involucrar a la Federación Española e Internacional de Motociclismo.

3ª) NORMA Y CUMPLIMIENTO

En los tramos identificados como más frecuentados por motoristas y con mayor accidentalidad de este colectivo, incrementar la vigilancia con helicópteros y drones de la DGT.

4ª) SEGURIDAD VEHÍCUOS Y MOTORISTAS

Implantar en las motocicletas el sistema de llamada automática de emergencia, el e-call. Este sistema es obligatorio ya en turismos y furgonetas homologadas desde el 31 de marzo de 2018. Mejorar la visibilidad de estos conductores incidiendo en el uso de elementos reflectantes. Otra medida será la de fomentar la investigación sobre la efectividad de los sistemas de seguridad.

5ª) INFRAESTRUCTURAS

La DGT ha desarrollado una metodología de selección de tramos de carretera peligrososb-llamado INVIVE- que determina su peligrosidad en función de tres características: excesos de velocidad, accidentes y curvas. La propuesta sería elaborar un listado de tramos peligrosos también para motos.

En el punto cuarto se menciona el e-call para motos. Básicamente es el mismo sistema que el de coches que ya habíamos explicado en otro artículo de este blog. Esta llamada de emergencia al 112 hará que las asistencias lleguen más rápido y en un accidente de moto -en cualquier accidente- cada minuto es oro. La DGT está haciendo grandes esfuerzos ante las más altas instancias europeas para que sea también obligatorio en motos. Hasta ahora, solo BMW lo tiene implantado en algunos de sus modelos.

Imagína que, justo al impactar contra el suelo, tras haber sufrido un accidente con la moto, tanto los sensores situados en el casco como los que se encuentran en el chasis de la motocicleta, están enviando ya información a un centro intermedio de recepción de llamadas (PSAP). Han transcurrido apenas unos segundos y el centro de recepción, que ya conoce la localización exacta, datos del vehículo y el número de ocupantes, trata de ponerse en contacto con usted a través de un micrófono manos libres situado en el casco. En caso de contactar, uno mismo facilitará al operador información sobre nuestro estado de salud y evaluará la necesidad de enviar ayuda sanitaria. Si no se contestara –por encontrarse uno inconsciente, por ejemplo, se activaría el protocolo de emergencia.

Paralelamente a este contacto por audio, continúa llegando información, cada vez más precisa, procedente de los sensores del casco, con datos sobre la gravedad del daño. Podría conocerse también, siempre que se haya cedido voluntariamente y asociado a cada casco, datos personales, médicos y familiares. Esto contribuirá no solo a que los servicios de emergencia, que ya están en camino, lleguen antes (un 50% en zona rural y un 40% en zona urbana, según Emilio Dávila, responsable de la plataforma de implementación del e-call en la Comisión Europea), sino que se pueda efectuar una asistencia más eficaz.

Esperemos que todas estas iniciativas de la DGT tengan unos resultados mas que satisfactorios y que la siniestralidad en las motos se reduzca ostensiblemente. Una vez más recordar a los motoristas que extremen siempre la precaución.

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog