La seguridad en moto durante el verano


CON LA LLEGADA DEL BUEN TIEMPO Y LAS VACACIONES LAS CALLES DE LAS CIUDADES Y LAS CARRETERAS ESPAÑOLAS SE LLENAN DE TODA CLASE DE MOTOS.

Estadísticamente está demostrado que en la época veraniega es cuando más accidentes de moto se producen. Esto es preocupante y nos está indicando que en el verano hay que extremar al máximo las precauciones, estar todavía más atento encima de la moto y disfrutarla poniéndole sentido común.
Estas son nuestras recomendaciones, diferenciando si vas por carretera o si circulas por ciudad.

SI CIRCULAS POR CIUDAD:

1º) Lleva la vestimenta adecuada.
Es muy bonito ir en chanclas, pantalón corto y camiseta de manga corta. Pero si te caes, por muy tonta que sea la caída, te puedes abrasar las piernas o brazos por el roce con el asfalto. Utiliza siempre buen calzado, porque alguna vez, podrás necesitar echar pie a tierra y tener un buen apoyo, no doblártelo o hacerte un esguince.

2ª) El casco.
Siempre estamos diciendo que el integral es mucho mejor por la cantidad de protección que aporta. Acuérdate de que todos los cascos tienen que estar homologados. Si llevas un casco abierto, tiendes a levantar la visera, sin tener en cuenta el peligro que eso supone: una piedrecita que salta, una avispa despistada, etc., te puede poner en una situación complicada.

El caso. La seguridad en la moto

3ª) Vigila la temperatura de la moto.
En el verano, esta recomendación parece obvia, pero muchas veces no vamos lo suficientemente pendiente del indicador. Si, además, hay algún atasco o algo parecido, la temperatura sube mucho más. Ya sabes que si sobrepasa el límite, las consecuencias pueden ser desastrosas para la moto y te puede dejar tirado en cualquier sitio.

4ª) Evita los deslumbramientos del sol.
Muchos cascos llevan incorporadas viseras de sol para evitar deslumbramientos. Si por cualquier razón no tuvieras uno –o aunque lo tengas- ten mucho cuidado porque al doblar una curva, al salir de una zona de sombra, puedes tener problemas con el sol de cara. Seguir circulando, aunque sea unos pocos metros es una temeridad que puede ocasionar algún incidente grave

SI SALES DE VIAJE POR CARRETERA:

1ª) Equiparse con ropa específica para viajes.
Lo más importante es que la ropa sea cómoda y te proteja en caso de percance. Las pendas más importantes son la chaqueta, el pantalón, las botas. Y por supuesto, el casco. Mejor integral que ningún otro. No olvidarnos de los guantes y poner los chalecos de señalización para que se nos vea muy bien.

2ª) Que el equipaje también viaje seguro.
Es vital comprobar que el equipaje vaya perfectamente. Para que no se desequilibre, es conveniente que el peso vaya repartido. Verificar que las maletas vayan bien ancladas. Si llevas una bolsa ponla encima del deposito bien sujeta o en el asiento de atrás si no llevas a nadie. Pero siempre muy bien sujeto y comprobado para que no se desplace cuando circules.

3ª) Descansar cada cierto tiempo.
Se recomienda parar cada hora y media o cada 150 km. El tiempo de parada no debe bajar del cuarto de hora y no te olvides de hacer estiramientos para devolver al cuerpo el tono muscular necesario para estar pendiente y atento a la carretera. Así, tu capacidad de reacción será mayor.
 

Área de descanso

4ª) Evita las altas temperaturas.
El calor cansa mucho por eso debes ponerte en carretera cuando el sol todavía no esté en lo más alto. Te recomendamos las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde. Con altas temperaturas se puede sufrir un mareo o desmayo. Hay que hidratarse muy bien pero evita el alcohol

5ª) Revisa tu moto antes del viaje.
Nadie dirá lo contrario, pero a algunos se “les pasa” revisar el estado de su moto. El asfalto está en unas condiciones muy duras y los neumáticos y frenos tienen que estar perfectos. También es bueno hacer un chequeo general de la moto para no tener ninguna avería que nos pueda dejar tirados.
Además de todo esto, debemos salir a la carretera haciendo gala de las normas elementales de una conducta cívica y educación vial. Respetar el código de la circulación sobre todo en lo que se refiere a la velocidad: un viaje por carretera es un motivo lúdico, de ocio y desfrute. No confundir con una carrera en circuito.