Causas del aumento de la mortalidad en la carretera

Causas mortalidad carretera

Los muertos en carretera van en aumento. Después del descenso continuado de accidentes durante años anteriores, las víctimas mortales en estos dos últimos han vuelto a repuntar.

 

En julio y agosto del pasado año fallecieron 259 personas, 34 más que en el mismo periodo del año anterior. La mayoría de estos accidentes, el 77%, se pridujeron en carreteras secundarias. La DGT no podía quedarse con los brazos cruzados y, a finales del año, pasado, Pere Navarro (director general de la DGT) propuso, como primera medida, reducir la velocidad a 90 km/h, que en ese momento el límite estaba en 100 km/h.

Desde el pasado 29 de enero se implanta en España esta primera medida, siguiendo así la pauta de casi todos los países. Actualmente, la limitación de 100 km/h solo está vigente en Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria. Frente a estos países, con el límite de 90 km/h como máximo, se encuentran Bélgica, Croacia, Grecia, Italia o Portugal, y en 80 km/h Suiza, Noruega, Países Bajos, Malta, Francia, Finlandia o Dinamarca. Suecia tiene un límite de velocidad de 70 km/h, el más bajo de toda Europa.

 

Cuadro de velocidades DGT

Esta disminución del limite de velocidad ya había sido propuesta por los dos anteriores directores del DGT. En concreto, María Seguí manifestó en unas declaraciones que bajar la velocidad “Supone salvar 350 vidas al año y reducir en casi un 20% los 10.000 millones de euros que cuestan al erario público los fallecidos y heridos en accidentes de tráfico, un 0,5 del PIB”.

En julio y agosto del  pasado año fallecieron 259 personas, 34 más que en el mismo periodo del año pasado. El 77% de estos accidentes se ha producido en carreteras secundarias

En estas carreteras convencionales que, como hemos dicho, copan el 77% de los fallecidos, la mitad de los accidentes se producen por exceso de velocidad. Conducir a gran velocidad, aunque uno vaya muy atento, aumenta considerablemente las posibilidades de tener un accidente. De la misma manera que conducir sin ir con toda la atención puesta en la carretera puede llevar a accidentes aunque no se vaya a una velocidad alta.

Si siempre fuéramos totalmente presentes en lo que vamos haciendo, no tomaríamos una curva a velocidad excesiva, Es por eso por lo que los radares son tan importantes. Los radares fijos están convenientemente señalizados para que cada cierto tiempo, por si uno se descuida, recordar que se tiene que hacer caso a las normas de seguridad vial. Si en algún radar de este tipo nos ponen una multa, es que no íbamos atentos y nos lo hemos saltado. A nadie le gusta que le pongan una multa de tráfico y por tanto, al ver un radar, nos adaptamos a la velocidad señalizada, en caso de haber rebasado un poco la velocidad establecida. Si no lo hacemos, es que vamos despistados y esa es precisamente la verdadera razón de la existencia del radar: multar al que va despistado.

España va muy por detrás de los países europeos como Francia e Inglaterra en el tema de radares. En el país vecino, hay unos 4.000 radares, mientras que en el Reino Unido hay más de 7.000. Si estas cifras las comparamos con las de España, que no llegamos a los mil radares, vemos que hay un gran desfase. Parece que hay una correlación entre aumento de radares y reducción de víctimas mortales, por mucho que muchos crean que los radares son únicamente con miras recaudatorias.

Y AHORA SURGE OTRO PROBLEMA: EL MÓVIL.

Cuando apareció el móvil se prohibió su utilización en el coche. El manos libres supuso la posibilidad de poder hablar mientras se conducía, pero la aparición del WhatsApp y otras conductas impropias están haciendo que se reconsidere esta posibilidad e incluso se está estudiando su prohibición.

Se estudia la retirada de entre cuatro y seis puntos a todos aquellos que chateen o que utilicen el móvil en el coche.

Velocidad

En el mes de julio, Pere Navarro, lanzó un mensaje lleno de pesimismo: el móvil se ha situado como primera causa de muertes y heridos graves en la carretera. Habla y lo hace poniendo especial énfasis en el wasap. Cuando apareció el carnet por puntos corría el año 2006 y esta aplicación de mensajería instantánea todavía no había visto la luz. Ahora, 12 años después, la situación ha cambiado. Parece ser que poca gente se resiste a mirar un mensaje si le llega mientras va conduciendo. No suelen ser largos y parece que de una ojeada rápida se puede leer sin problemas, pero no es así.

¿Cuántas veces hemos oído cuando nos han contado un accidente que fueron dos segundos nada más los que se dejó de mirar a la carretera y ¡zas!, un accidente? Por eso ahora se ha aumentado la retirada de puntos a todos aquellos que chateen o que utilicen el móvil en el coche. En concreto, seis puntos en vez de los tres que hay ahora.

Bartolomé Vargas, fiscal coordinador de Seguridad Vial, considera que de las 600 muertes que se produjeron en 2017 por salida de vía, un tanto por ciento elevado fueron motivadas por el uso del teléfono móvil.

Para el fiscal coordinador de Seguridad Vial el quinteto de la muerte son el uso del móvil, el exceso de velocidad y los tres consumos: de alcohol, de drogas o de psicofármacos. Si logramos luchar bien contra este quinteto, las muertes en la carretera se reducirán de una manera notable. Y eso es lo que de verdad importa.

 

Fuentes consultadas:

- EL PAIS (Motor)
- EL CONFIDENCIAL (España)
- DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO (WEB)

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog