Como circular por una rotonda.

 

Cuando circulamos por rotondas nos creemos los amos y señores. Actuamos como si pudiéramos hacer lo que nos conviene a nosotros en vez de pensar lo que dicen las normas. Entramos a la rotonda, nos situamos en el carril del centro y cuando queremos salir, salimos sin fijarnos demasiado si vienen otros coches en el carril del extremo y solo, en el mejor de los casos, ponemos el intermitente a la derecha pensando que esto ya nos da derecho a hacer lo que teníamos planeado.

Y claro, nos pitan. Algunos asisten incrédulos a estas pitos, otros se enfadan y la mayoría piensa que el que ha pitado no tiene ni idea de código de la circulación.

No estará de más, recordar lo que dice el código con respecto a las rotondas.

En la revista digital de la Dirección General de Tráfico, que debía ser de obligada lectura para todos los conductores, "una glorieta es un tipo espacial de intersección en la que se rompe la regla de prioridad de la derecha a favor de quienes circulan dentro de ella".

También podemos ver este video que seguro que nos lo dejará todavía más claro, con ejemplos muy prácticos, gráficos, animaciones, etc.

INCORPORACIÓN A LAS ROTONDAS. EL MOMENTO CRÍTICO.

Dos de cada tres conductores desconocen quién tiene la prioridad en la incorporación a las rotondas. De hecho, la mayoría de los accidentes en las rotondas se producen en el acceso a ellas.

Durante esta maniobra de acceso se han producido el 54% de los accidentes en 2015 y el 80% de las víctimas mortales en rotondas en los dos últimos años.

De estos 54% de accidentes, casi la mitad, el 24%, se produjo por una colisión trasera cuando el coche estaba parado esperando para acceder. Solo el 24% de los accidentes se produjo mientras se circulaba por ellas y el 22%% cuando se procedía a salir.

En un artículo en este blog, hablamos de los accidentes leves y sus consecuencias que, a veces, pueden ser graves debido al latigazo cervical. Estos accidentes en las rotondas, junto a los de los semáforos, son muy típicos para el dolor de cuello.

INFOGRAFIAS QUE EXPLICAN LA CIRCULACIÓN EN LAS ROTONDAS.

UNA VISIÓN DE CONJUNTO:

Lo que vemos aquí es qué hacemos correctamente y lo que no hacemos tan bien.

UN CASO DIFERENTE DE ROTONDA: LA GLORIETA PARTIDA.

En este tipo de rotondas, apenas existe señalización y aunque el movimiento puede ser circular, dos tramos que la atraviesan longitudinalmente la hacen más peculiar.

LOS CICLISTAS EN GRUPO TIENEN PRIORIDAD.

Es interesante saber que, cuando van en grupo, hay que ver a los ciclistas como si fueran un vehículo imaginario: el primer ciclista es la delantera del vehículo, y el último, la trasera.

Y CUIDADO CON LOS CAMIONES CON REMOLQUES.

Debemos de observar ciertas precauciones con este tipo de camiones puesto que muchas veces, para no subirse a los bordillos, necesitan invadir el carril interior. El camión debe avisar bien de su maniobra, pero no está nada mal que nosotros sepamos cómo nos puede afectar esa maniobra.

En definitiva, podemos asegurar que la circulación por rotondas, pese a todas estas advertencias y recomendaciones para circular mejor por ellas, es muy segura.

Si todos estuviéramos muy presentes a la hora de entrar a una rotonda, y circular por ella sin pensar que somos los dueños de la rotonda, esta circulación sería, además, todavía mucho más segura y desde luego, más fluida.

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog