El propósito de año nuevo que si deberías incluir este año en tu lista

Estamos ya en las últimas zancadas del año, lo cual quiere decir que ya no queda nada para que te pongas a darle vueltas a los buenos propósitos de Año Nuevo. Porque, reconócelo, con la llegada de un nuevo año, es inevitable proponernos cambiar cosas de nuestra vida, hacer borrón y cuenta nueva, prometernos ordenar o mejorar nuestra vida en los próximos 12 meses.

 

El clásico entre los clásicos es dejar de fumar; si es tu caso, no te desanimes, que cuantas más veces se piensa y se intenta, más cerca se está de conseguirlo. Luego está eso de ir al gimnasio; piénsalo con cuidado, no sea que acabes perdiendo a cambio de darte un par de paseos que por el parque te salen gratis. A partir de ahí, las posibilidades son múltiples: estudiar esto o aquello, escribir un libro, construir una catedral de Burgos con palillos usados…

Hablar con un vendedor de seguros hoy puede reportarte grandes beneficios mañana

Nosotros vamos a hacerte una propuesta un tanto distinta y quizás incluso sorprendente: proponte hablar con un vendedor de seguros. A priori puede sonar mal, pero debes tener en cuenta dos cosas. Primero: es un deseo mucho más fácil de cumplir que otros. Y, segundo: aunque tú no lo creas, te puede reportar muchos beneficios en el futuro.

La importancia de tomar decisiones

La importancia de tomar decisionesEn el fondo, todo se reduce a tomar la decisión de, a partir de este año, pensar un poco en tu futuro y el de los tuyos. El seguro es prevención, así pues quien lo compra no hace sino prevenirse ante situaciones que le puedan ocurrir. Lo del gimnasio, si lo haces, te tomará un montón de horas del año que viene, pero esto, sin embargo, apenas te tomará una, si llega.

Si tanta voluntad tienes de hacer cosas nuevas, prueba con la protección frente a los riesgos. ¿Tú no estás sometido a riesgos? Eso es lo que crees. ¿Nunca te has puesto enfermo, nunca te has torcido un tobillo haciendo deporte? ¿Y los tuyos? Temas como éstos tienen que ver con la salud, y prevenir la salud es una buena idea. Además, debes saber que mucha gente adquiere seguros de salud precisamente a principios de año; por algo será.

El seguro de tu coche es obligatorio, desde luego. Pero hoy en día los seguros del automóvil tienen un montón de prestaciones además de la protección obligatoria; pregunta por ellas y lo mismo te llevas una sorpresa. Desde luego, si cumples tu deseo de hacer este año un gran viaje a ese lugar de la otra punta del mundo que siempre has querido visitar, no sería mala idea de que te informaras sobre los servicios de un buen seguro de asistencia en viaje. Para que la experiencia salga redonda ya estás tú; pero si pasa cualquier cosa que la tuerza, comprobarás lo importante que es viajar asegurado.

¿Y tu casa? ¿No tiene tu casa derecho a los deseos de año nuevo? Como ocurre con el coche, si te informas del abanico de protecciones que suelen llevar los seguros del hogar, es probable que te lleves otra sorpresa, y no precisamente negativa.

Proponerte pensar en un seguro en 2017 es a la vez proponerte tener una vida más tranquila

Ante todo, no te olvides de ti mismo. Entre los deseos de año nuevo puede que figure la intención de ahorrar un poco más, de guardar algo más de dinero para los tiempos futuros. Si ese es tu deseo, no estás solo. Si te informas, descubrirás que hay ofertas con riesgo, sin riesgo, para ahorrar de una vez, para ahorrar poco a poco, con diversas protecciones combinadas o con una sola. Tú quieres ahorrar de una forma, y en el mercado hay, por lo menos, un producto que se ha hecho para ahorradores como tú. De alguna forma, proponerte pensar en un seguro en 2017 es a la vez proponerte ser más previsor y tener una vida más tranquila.

Así pues, a por el año nuevo. Persigue tus deseos, pero no te olvides de protegerlos.