Los Reyes Magos en Taxi

Ya transcurrido el día de Reyes, queremos contar la segunda parte de la historia que describimos en este mismo blog en el mes de diciembre.


Como contábamos en el post "Luces navideñas para todos". Tras el éxito del viaje en taxi por las calles de Madrid durante las fiestas navideñas de un grupo de chicos y chicas de familias desfavorecidas socialmente, para ver en vivo y en directo las luces e iluminación del centro de la ciudad, un amplio colectivo de taxistas y amigos acordaron  hacer una gran recolecta para que todos estos chicos y chicas tuvieran también un gran regalo el día de Reyes.

Le dijeron a Francisco, el cura de una parroquia alejada del centro de la ciudad, que tenían previsto organizar algún acto en la parroquia con los niños, y por supuesto que se quedó encantado con la idea. Pero no le adelantaron nada mas.

Los taxistas se pusieron manos a la obra. Habían recaudado fondos para la compra de bicicletas, para ello habían contactado con un familiar de uno ellos que era distribuidor de una casa de bicicletas para que les ayudara y se las dejara a buen precio porque iban a ir destinadas a una buena causa.


Llegó el 5 de enero, y a las cinco se citaron todos los taxistas en un lugar cercano a la parroquia. Paco había reunido a los chicos y a todos los padres que pudo para recibir a los Reyes Magos.

Francisco, que esperaba que llegaran, a lo sumo, con caramelos, lo que vivió esa tarde fue toda una sorpresa. Llegaron tres taxis perfectamente engalanados de los que bajaron tres Reyes Magos. Había más taxis que formaban parte de la carabana, y de los que salieron personas vestidas de pajes y pastores

Los niños no pararon de aplaudir y dar gritos de bienvenida a sus majestades. Pero cuando se organizó buena fue cuando el último de los vehículos que cerraba la carabana transportaba las bicicletas. Las fueron bajando de una en una y entregándoselas directamente a cada chico. Francisco, no daba crédito a lo que estaba viendo y viviendo.

Todas las personas que participaron en este evento solidario seguro que todavía guardan en su memoria las emociones tan fuertes y divertidas que vivieron aquel día. Les costó al principio los suyo poder organizar el evento, tiempo y dinero, pero con una gran recompensa, pues no hay nada como llevar la alegría a los chicos que están en situaciones de carencia.

¡Para ellos fue uno de los mejores regalos de Reyes de su vida!.

 

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog