Estar en movimiento para ser más eficaces

Estar en movimiento para estar en forma

Adrian Bejan, profesor estadounidense -aunque nacido en Rumanía- de ingeniería mecánica formuló una ley física en 1996 llamada Ley Constructual que, aunque compleja en su enunciado, podemos resumirla con un “cuando te mueves, vas en camino de lograr una mayor eficacia”. Y eso no lo había aplicado a personas sino a todo ser vivo, ya sean plantas, un río o algo más intangible e inanimado como una ruta migratoria o la comunicación entre ordenadores.

 

Este señor publicó un libro en 2016 que lo titulo “La física de la vida: la evolución de todo”. En la web de la BBC, donde hemos visto este artículo que recomendamos leer, dicen que hasta ahora nadie le ha refutado su teoría.

Cuando algo se mueve, o nos movemos, respondemos al principio de optimización, de evolución a algo mejor

Por el contrario, cuando dejamos de movernos, de hacer ejercicio, la inacción interrumpiría el flujo de optimización natural. Cuando te mueves, vas en camino de lograr una mayor eficacia.

Y ahí es dónde lo ligamos con mantenernos en forma o cómo conseguir un cuerpo más sano, que es lo mismo que mantenernos en forma.

Como ya hemos dicho, el ejercicio no adelgaza como para depositar todas nuestras esperanzas de adelgazar en ir a un gimnasio tres días a la semana. Pero sí es absolutamente necesario.

Aquí también hablaremos del aspecto cuantitativo y del cualitativo. "Ser una persona saludable y estar en forma no son sinónimos, pero se relacionan de forma muy significativa" dijo a la BBC News Mundo Juan Francisco Marco, profesor del centro de ciencia deportiva, entrenamiento y fitness Alto Rendimiento, en España.

Desde el punto de vista cualitativo se considera que "una persona goza de un estado de forma bueno cuando se somete a un chequeo médico y le sale todo bien, lleva una alimentación adecuada, psicológicamente es estable y hace una práctica deportiva regular a nivel recreativo y lo disfruta".

El cuantitativo, en cambio, se refiere a algo más tangible, a una condición física que se valora en base a unas medidas estándar que determinan el grado de forma en el que esta una persona.

Estar en movimiento para estar en forma

"Son medidas que pueden ir desde qué porcentaje de grasa que tiene el cuerpo hasta cuántas flexiones puede hacer una persona", aclaró Marco, quien agregó que "aquí estaríamos hablando más de un estado de forma físico".

Estar en forma, según el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos, es la “habilidad de poder realizar una actividad física a diario de manera vigorosa y atenta sin sufrir una excesiva fatiga”.

Algunos apuntes:

- A nivel de porcentaje de grasa corporal un hombre tendría que estar por debajo de un 17% y una mujer un 24%.
- En cuanto a flexiones la mujer debería ser capaz de llegar a veinte y el hombre a treinta.
- En dominadas o barra, que es uno de los más difíciles entre los ejercicios con autocarga, serían un mínimo de dos para la mujer y seis para un hombre.
- A nivel de potencia del tren inferior se mide con un salto longitudinal, con los pies juntos y desde punto muerto. Aquí la mujer debería poder alcanzar los 175 cm. y el hombre los 250 cm..
- En el famoso test de Cooper, que se trata de intentar cubrir la mayor distancia posible en 12 minutos, una mujer debería recorrer 1.900 metros y un hombre 2.200 metros.
- En cuanto a la flexibilidad, la persona debería ser capaz de tocarse los dedos de los pies sin mover las rodillas.
- Cabe recordar que son promedios establecidos en base a estadísticas y que pueden ir variando de persona en persona.

Estar en forma es la habilidad de poder realizar una actividad física a diario de manera vigorosa y atenta sin sufrir una excesiva fatiga

Por eso un buen estado de forma físico no siempre garantiza una buena salud, porque también hay que tener en cuenta otras muchas variables como una alimentación equilibrada y un descanso adecuado.

Estar en movimiento para estar en forma

En otra página de esta web de la BBC News Mundo dedicada al ejercicio leemos los cinco ejercicios que más detestas y sus alternativas. No te pierdas el artículo porque aquí solo te vamos a ofrecer un resumen por la criosidad que despierta el artículo y confirmar que los ejercicios que nosotros odiamos coinciden con el resto de lso mortales. Suena bien ¿verdad?

Los cinco ejercicios que más detestas y sus alternativas.

1º) Abdominales. No necesitan presentación. Pero sí su alternativa: los abdominales hipopresivos. Quizás no te hayas enterado de nada,  pero si quieres saber algo más sobre ellos, mírate este artículo. La modelo brasileña Gisele Bündchen los eligió en vez de los tradicionales.
2º) Burpees. Es muy completo, pero no todo el mundo está en disposición de hacerlos. La alternativa es hacer todos los movimientos del burpees pero de forma separada. Es decir, tranquilamente.
3º) Flexiones pectorales. También hemos oído lagartijas. Hay varias alternativas, pero ahora se está poniendo muy de moda la cuerdas TRX.
4º) Sentadillas. Lo recomendable es no suprimirlas. La alternativa: la prensa de piernas.
5º) Correr. Aunque algunas personas disfrutan corriendo para la gran mayoría le resulta muy aburrido y se tienen que armar de valor y disciplina para realizarlo con asiduidad. ¿Y cuál es la alternativa? Un ejercicio aeróbico -spinning, body combat- y Nadia Rodriguez, directora y preparadora física de EntrenadorPersonalTop.com en Barcelona, propone caminar o, lo que a nosotros nos parece muchísimo mejor: bailar. No negaréis que es mucho más entretenido bailar que trotar…

En vez de trotar o correr podemos caminar o hacer algo que nos resulta mucho más divertido: bailar

Por último queremos traer algo que siempre relacionamos con lo de mantenerse en forma que es una comida equilibrada. Muchas dietas se basan en eliminar los carbohidratos, pero si volvemos a nuestros antepasados, los cazadores recolectores, los alimentos ricos en carbohidratos fueron claves para que nos hiciéramos homos sapiens.

Estar en movimiento para estar en forma

Esa es al menos la conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, el University College of London y la Universidad de Sidney, quienes afirman que el consumo de plantas ricas en almidones fue fundamental para la evolución de nuestra especie.

La razón es sencilla: la glucosa es uno de los principales combustibles del cerebro. Y, según el estudio, el desarrollo de nuestra capacidad para obtener azúcares de los carbohidratos –y en particular de los almidones– fue lo que sostuvo el acelerado crecimiento del cerebro "que empezó a notarse a partir del pleistoceno medio".

A lo largo de este artículo hemos visto métodos para estar en forma y también hemos introducido un poco de teoría humanística porque nunca está de más cultivar nuestra mente, además del cuerpo.

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog