Ya estamos en verano. ¿Cómo te ves de tipo?

Ahora, cuando estamos ya estamos ultimando nuestras vacaciones, es cuando, a marchas forzadas, queremos hacer todo el ejercicio que no hicimos a lo largo del año.

 

La verdad es que para mucha gente es lo de siempre: esperar a última hora para quitarnos esos kilos que en la vida normal no nos importan mucho, pero que en bañador resaltan mucho a los ojos de los demás y hacen más patente a los nuestros, el abandono que hemos tenido con nuestro cuerpo a lo largo de todo el año.

Pero aquí estamos, dispuestos a todo en el último momento. ¿Por dónde empezamos?

Si la única razón por la que quieres perder peso y ponerte en forma es encontrar pareja o que te vuelvan a caber tus vaqueros favoritos, estás condenado al fracaso. ¿Por qué? Porque en cuanto logres tu objetivo, dejarás de comer sano y hacer ejercicio.

Así es como empieza el artículo “Siete consejos realistas para adelgazar y ponerse en forma” en el blog vivir al máximo de Ángel Alegre. Te recomendamos su lectura porque tiene unos aportes de lo más interesantes y sugerentes.

Por ejemplo, cuando dice: “La principal diferencia entre la gente que se cuida regularmente y los que lo dejan a los dos días es su motivación. El por qué lo hacen: "el primer grupo tiene un compromiso de por vida, mientras que el del segundo es temporal”.

Para tener éxito, la próxima vez que te apuntes al gimnasio o empieces a comer sano hazlo por estos motivos:

- Tiene un impacto positivo en TODAS las demás facetas de tu vida. Te sentirás mejor contigo mismo, tendrás más energía, serás más amable con la gente que te rodea y aumentará tu productividad en el trabajo.
- Aumenta tu esperanza de vida. Tendrás 4-5 años más para disfrutar de tu familia y de tus amigos, viajar por el mundo y leer buenos libros.
- Es tu deber. El universo te ha dado un cuerpo para que puedas interaccionar con el mundo, y es tu obligación cuidarlo bien y desarrollarlo todo lo posible.

Nos ha parecido un blog interesantísimo, que recomendamos leer sin ninguna duda, porque se dirige al plano motivacional, para que nos demos cuenta de que, aunque tengamos un motivo fuerte –la pérdida de peso- que nos lleva a hacer ejercicio, hay otras muchas cosas dentro de nosotros -como creencias, hábitos, actitudes negativas como la pereza, etc.- y muy fuertes también, que entran en lucha contra esa motivación. ¿Quién gana? Bueno, solamente debemos revisar nuestro historial para encontrar la solución.

En el gimansio haciendo bicicleta

Un buen complemento a estas recomendaciones del blog vivir al máximo, que también tienen un plan de ejercicios físicos, lo hemos visto en mujerdeelite.com. Nos trae un decálogo bastante interesante y, como toda información interesante para recuperar la forma, con mucho sentido común. Te recomendamos que accedas a la página, pero a continuación te mostramos un resumen para que veas por dónde va.

 1. Activa tus músculos: Los músculos son hornos que queman la grasa así que realiza 30 minutos de tonificación todos los días.
 2. Haz ejercicios cardio: Mejoran la quema de grasa que recubre los músculos, especialmente la grasa del abdomen.
 3. Haz cinco comidas ligeras al día: Programa las comidas a la misma hora cada día y nunca te las saltes.
 4. Convéncete: debes comer sano. Aliméntate con productos sanos y nutritivos.
 5. Descansa: Intenta que cada noche de sueño dure, al menos, entre siete u ocho horas.
 6. Bebe mucha agua: recuerda que dos litros es el mínimo de agua que debes ingerir cada día.
 7. Trabaja tus partes favoritas del cuerpo para que resalten más y desvíen la atención de tus defectos.
 8. Come hasta saciarte, sin empacharte: Debes paliar tu hambre, pero no comas con ansiedad 
 9. Mantén a raya el estrés: muchos estudios señalan que los altos niveles de estrés están muy relacionados con el aumento de kilos. ¡Relájate!
10- Pisa el acelerador: Alterna la velocidad e intensidad de cualquier rutina de ejercicio cardiovascular para activar tu metabolismo y acelerar la quema de grasa.

Haciendo aerobic en el gimansio

La página enforma.hola.com nos parece básica para ponernos en marcha. Es bastante amplia porque toca aspectos muy variados. Plantea tres puntos solamente, pero en cada uno, tiene varios enlaces que amplía de una manera más profundo cada punto. Una información muy valiosa sin duda.

1º) PONTE EN BUENAS MANOS. 

- ¿Qué puede hacer un entrenador personal puede hacer por ti?
- Lo que debes hacer en el gimnasio para perder peso

2º) OJO CON LA DIETA. 

- Qué comer en el desayuno si queremos perder peso
- El desayuno perfecto para antes de entrenar
Adapta tu dieta a tu metabolismo

3º) ELEGIR BIEN LA ACTIVIDAD.

- Entrenamientos que te harán quemar más calorías que una clase de 'indoor'
- Las claves para tener un cuerpo 'diez'

El entrenamiento RETO 48 se ha puesto de moda y te promete ponerte en forma en 48 días. Eso sí, tendrás que darte prisa para que en agosto puedas tener un cuerpo estupendo.

Como verás más adelante, RETO 48 coge muchos de los puntos antes mencionados. Esto es lo que da valor a todo lo expuesto aquí, porque lo único que vale es echar mano a la sensatez.

1º) Encuentra la razón por la que lo haces. El compromiso debe ser indefinido, no temporal.
2º) Comienza por una buena alimentación. Debes seguir una dieta equilibrada.
3º) Rodéate de un entorno favorable. Haz una compra saludable.
4º) Entrena en equipo. Recuerda que la unión hace la fuerza.
5º) Emplea tu propio peso. Flexiones, sentadillas, zancadas, etc., deben formar parte de nuestra rutina.
6º) Progresa. Ve marcándote objetivos más altos.
7º) Horas de entrenamiento. Márcate una hora cada día para tu actividad física.
8º) Utiliza el mobiliario urbano. Ya sean escaleras, bancos o piedras colocadas para hacer zigzags
9º) Apóyate en un entrenador personal. Es importante que un profesional te guíe.

Haciendo pesas en el gimansio

También te recomendamos que entres para que lo veas en toda su extensión porque todos sus planteamientos nos pareen muy oportunos.

Todas estas páginas que hemos visitado nos aportan recomendaciones muy lógicas. Sobre todo, no te dejes llevar de las dietas milagro, que los milagros apenas ocurren en la vida real. Lo que sí tienes que hacer es controlarte.

Y lo más importante, cuando volvamos de las vacaciones, hay que seguir manteniéndonos en forma. Es lo mejor que podemos hacer para que el próximo año no estemos en las mismas.