¿El futuro está en el coche de hidrógeno?

Los vehículos movidos por hidrógeno todavía nos suenan muy lejanos, pero ya funcionan desde hace años en Japón y Estados Unidos y, recientemente, en Europa: Reino Unido, Suecia, Noruega, Dinamarca, Bélgica.

 

En España, según fuentes de Toyota, la falta de infraestructura hace inviable su comercialización, pero la noticia de que la Fundación del Hidrógeno de Aragón, en colaboración con otras entidades francesa y andorranas desarrollarán un corredor de hidrógeno en los Pirineos con 11 estaciones para poder cargar combustible en estos tres países, puede que haga reconsiderar esa postura. Además, se confía en que el estado apoye la venta de estos vehículos con ventajas y descuentos a los que compren este tipo de coches, como pasa en Noruega, que están exentos del IVA y otros impuestos además de no pagar peajes o poder utilizar el carril bus.

Toyota Mirai

En este blog ya hemos hablado del coche eléctrico (ver post) y hasta de la moto eléctrica (ver post),  como vehículos que cuidan el medio ambiente por su ausencia de emisiones contaminantes. El coche de pila de hidrógeno se suma a esta sensibilidad creciente de la sociedad con una tecnología tan novedosa que está, casi podríamos decir, en pañales, aunque toda contribución para conseguir emisiones cero siempre es bienvenida.

¿Qué ventajas tiene el coche de pila de hidrógeno respecto al eléctrico?

1º) La autonomía. Los de hidrógeno pueden alcanzar hasta los 500 km sin repostar, mientras que los vehículos eléctricos que existen ahora en el mercado apenas supera los 200 km.

2º) La recarga. Un coche de hidrogeno tarda lo mismo que uno de gasolina, para ello están las hidrogeneras –surtidores de hidrógeno en vez de gasolina-, similares a las gasolineras. Frente a las ocho horas que necesita un eléctrico si se recarga convencionalmente en casa, uno de pila de hidrógeno tarda apenas unos minutos.

3º) La producción de energía. Este es el auténtico caballo de batalla, la energía que requiere el coche de pila de hidrógeno se puede realizar a partir de renovables, por lo que es un coche 100% limpio, pero sale muy caro. Si se obtiene a través de gas natural, ya no resulta tan limpio. Pasa un poco lo mismo con la obtención de la energía de los eléctricos: si se realiza a partir del carbón, casi contamina más que uno de gasolina.

¿Qué desventajas tiene?

1º) La falta de infraestructura de hidrogeneras. Supone una inversión altísima y si no hay subvenciones por parte del Estado, la iniciativa privada lo ve como un riesgo muy alto.

2º) El precio. Mientras los eléctricos tienen ya un precio más o menos razonable, -aunque nosotros lo seguimos viendo caro- los de hidrógeno son prohibitivos. El precio del Honda FCX Clarity, que se comercializa desde 2008, ronda los 140.000 euros. Solo se alquila en modalidad de leasing y está orientado sobre todo a grandes empresas que quieran mostrar y demostrar su compromiso con el medio ambiente. Un coche eléctrico de gama media tiene un precio que ronda los 30.000 €, sensiblemente inferior a los 140.000 € del de pila de hidrógeno.

Honda FCX Clarity

¿Cómo funciona un motor de hidrógeno?

El motor es bastante similar al convencional pero en vez de la combustión de gasolina se produce una reacción química en la que el hidrógeno se combina con el aire del medio ambiente. Esta reacción origina la energía necesaria para que el coche se ponga en movimiento. El único residuo que crea es agua por lo que no contamina en absoluto.

¿Qué marcas apuestan por el coche de hidrógeno?

Aparte de Toyota , Honda y Hyundai, muchas marcas se han apuntado a esta nueva tecnología, aunque solo sea por estar presente en este mercado. Volkswagen, Mercedes, Audi y varios más presentan sus modelos pero casi ninguno de ellos está dirigido al público -por las razones que hablábamos anteriormente de lo costoso de su precio de venta- sino a los mercados de automoción para mostrar que están al tanto de la última tecnología .

Hyundai ix35 Fuel Cell

¿Cuale son sus características técnicas?

En el caso del Hyundai tiene una potencia de 136 CV (100 kW) y una autonomía homologada en ciclo europeo de 594 km.

Desde nuestro punto de vista, el coche de pila de hidrógeno todavía tiene que desarrollar mucha tecnología para abaratar costos. En general, los fabricantes apuestan más por el coche eléctrico -que ya se está haciendo un hueco en el mercado- y cada vez se dan más pasos para que los precios de estos vehículos estén más acordes a los del mercado en general.

De todas maneras, cualquier iniciativa que venga a resolver un problema tan importante como es la contaminación del CO2, será bienvenida y desde aquí animamos a las empresas de desarrollo e innovación a seguir adelante con cualquier propuesta que mejore nuestro medio ambiente.