Los premios Goldman: Los premios Nobel del Medioambiente

Premio Ambiental Goldman

Cuando se instauraron los Premios Nobel no había todavía conciencia del medioambiente como una disciplina en la que premiar sus avances. De ahí que nacieran los Premios Goldman en 1990. Llamados también los Nobel Verdes.

 

Al igual que el sueco Alfred Nobel, el famoso inventor de la dinamita, creó sus famosos premios en 1900, Richard N Goldman Y Rhoda H Goldman fundaron 90 años más tarde los premios que llevan sus nombres para premiar a los defensores de la naturaleza y dar un altavoz a los problemas del medio ambiente. A título de curiosidad Rhoda H Goldman era descendiente de Levis Strauss.

Es pues, un premio joven y su primera edición coincidió con el Día de la Tierra, el 16 de abril del ya citado 1990.

Se premia a famosos activistas medioambientales de seis regiones del mundo: Europa, Asia, África, las dos Américas y regiones insulares.

La idea del reconocimiento a personas destacadas en esta área es también para dar ejemplo y que cada vez haya más personas que trabajen, protejan y mejoren el medioambiente. 

Las áreas que pueden ser premiadas son de lo más diversas, pero todas, deben tener una relación muy directa con la naturaleza: desde justicia ambiental hasta los derechos de los indígenas; pasando por la conservación, biodiversidad, salud ambiental, etc. 

El dinero que lleva aparejado el premio es muy sustancioso y alcanza la nada desdeñable cifra de 175.000 €. Esta inyección financiera permite que estas personas u organismos sigan luchando para ultimar sus proyectos que, la mayoría de las veces, cuentan con la intransigencia y belicosidad de ciertas personas, instituciones o empresas.

Hay que señalar que dos de los premiados en 2005 y 2015 fueron asesinados. En enero, hombres armados asesinaron al mexicano Isidro Baldenegro, uno de los ganadores del premio en 2005 y activista anti-registro. La abogada hondureña de derechos indígenas, Berta Cáceres, que ganó su premio en 2015 fue asesinada el año pasado.

También queremos recordar a la zoóloga estadounidense Dian Fossey, que, aunque no ganó nunca este premio, su lucha en África contra los cazadores furtivos de gorilas fue épica. Murió de una manera trágica a manos del jefe de los furtivos contra los que tanto luchó. En 1983 publicó el libro “Gorilas en la niebla” que fue llevado al cine y candidato a numerosos Óscar y protagonizada por Sigourney Weawer.

Premios Goldman

“Que los ambientalistas están bajo amenaza es un reflejo de lo que está sucediendo en el mundo en este momento”, dijo Lorrae Rominger, directora en funciones del Premio Goldman Premio Ambiental. “Los activistas que luchan contra intereses muy poderosos están en peligro”, dijo en declaraciones a Reuters.

El comité de premios está buscando la forma de mejorar la seguridad de los ganadores para que puedan continuar sus campañas.

 

LOS GANADORES DEL PREMIO GOLDMAN EN 2017:


Estas han sido las personas premiadas este año.  Extraemos de la prestigiosa revista mongbay los perfiles de cada una de las personas, donde podrás conocer más sobre ellos.

Rodrigue Mugaruka
Rodrigue Mugaruka. Fuente: Cortesía del Premio Ambiental Goldman

RODRIGUE MUGARUKA KATEMBO. (República Democrática del Congo)
Una compañía petrolera británica, SOCO, quiso sobornar a mucha gente para que permitiera tener una base de exploración dentro de parque. Él grabó a SOCO ofreciendo sobornos y planteando actividades ilegales. Montó un documental Virunga que, a través de Netflix, generó una gran audiencia.
Finalmente, SOCO tuvo que renunciar a cualquier exploración de petróleo.

 

Rodrigo Tot
Rodrigo Tot. Fuente: Cortesía del Premio Ambiental Goldman

RODRIGO TOT. (Guatemala) 
Su lucha se centra en legalizar  la propiedad de sus tierras en un pequeño departamento de la república de Guatemala. Su hijo fue asesinado para ver si paraban a su padre, pero ni ese asesinato pudo impedir la lucha de este activista y pastor evangélico. Para conocer más en profundidad su historia recomendamos leer este artículo.
 

Mark López
Mark López. Fuente: Cortesía del Premio Ambiental Goldman

MARK LOPEZ. (Estados Unidos)
Su lucha fue contra la contaminación de una planta de reciclaje de baterías. Después de luchar por que se celebrase una gran investigación, un jurado federal cerró la planta. Pero la lucha de Mark continuó porque había que tratar la contaminación que se había extendido por las tierras aledañas.
Mark López y su equipo consiguieron que el estado de California aprobase 175 millones $ para la limpieza de los hogares afectados.
 

Prafulla Samantara
Prafulla Samantara. Fuente: Cortesía del Premio Ambiental Goldman

PRAFULLA SAMANTARA. (India)
Para su pueblo las colinas de Niyamgiri son sagradas y ellos se consideran los protectores de sus bosques. Durante muchos años, el pueblo ha estado en desacuerdo con la Odisha State Mining Company (OMC), que en el 2004 firmó un acuerdo con la compañía Vedanta Resources, para explotar bauxita —un mineral de aluminio— en las colinas.
Ante el proyecto minero propuesto, Samantara logró que, en mayo de 2016, la Corte Suprema de India rechazara una petición de la OMC que buscaba explotar la bauxita. 
 

Wendy Bowman
Wndy Bowman. Fuente: Cortesí del Pemio Ambiental Goldman

WENDY BOWMAN. (AUSTRALIA)
Luchó para detener la expansión de la mina de carbón que, según ella, causa contaminación del aire y del agua. Bowman, de 83 años, es uno de los últimos residentes en Camberwell. Logró impedir que Yancoal, una compañía minera propiedad de China, se hiciera con su granja familiar y se negó a vender su tierra a la compañía, dijo el comité de premios. 
 

Uros Macerl
Uros Macer. Fuente: Cortesia del Premio Ambiental Goldman

UROS MACERL (Eslovenia) 
En el 2003, Lafarge Cement, comenzó a quemar coque de petróleo —un subproducto rico en carbono del proceso de refinación de petróleo. Uroš Macerl, agricultor orgánico y presidente de un grupo ecologista local que vivía en las afueras de la fábrica de Lafarge, preocupado por que la contaminación de la planta de cemento hiciera que el agua se vuelva inutilizable y el suelo estéril, reunió a los agricultores, residentes y grupos locales de su comunidad para hallar datos sobre la calidad del aire. Macerl encontró que hubo un fuerte aumento de los contaminantes desde que Lafarge comenzó a quemar coque de petróleo.

Todos estos luchadores se merecían un premio. Han sido reconocidos con el prestigioso Premio Goldman. Esperemos que su lucha continúe y sea un ejemplo para el resto. Nuestro medioambiente se lo merece.