Una red contra el consumo de plástico

Una red contra el consumo de plástico

El plástico cada vez es un problema mayor para el medio ambiente. A pesar de todas las acciones para frenar su consumo, los niveles de plástico en la naturaleza son alarmantes. Aquí tienes una iniciativa en la que todos podemos participar.

 

Desde este blog siempre hemos propuesto que si sumamos esfuerzos uno a uno, conseguiremos mucho. El plástico está presente en todos los sitios. En el mar con la tristemente famosa “isla de plástico”, en las entrañas de los peces -incluso dicen que hay ya especies que se están haciendo adictivas al plástico- , de los animales. Todo está inundado por el plástico. Ya hemos publicado dos artículos sobre el plástico. Uno es acerca de los envases y el medio ambiente y otro es sobre las bolsas de plástico más específicamente.

En España estamos viendo que se está intentando limitar su uso. Por ejemplo, el hecho de cobrar las bolsas de plástico en las tiendas y supermercados va en esa dirección, aunque nos parece una iniciativa algo ingenua, porque que nos cobren cinco o diez céntimos por una bolsa no es una cantidad tan excesiva como para disuadirnos de su uso.

La previsiones dicen que en 2050 alcanzaremos los 30.000 millones de toneladas, de los cuales sólo el 9% será reciclado y casi el 80% se acumulará, en el mejor de los casos, en vertederos Así pues, este gravísimo problema medio ambiental se podría afrontar eficazmente mediante protocolos de gobiernos.

Muchas veces pensamos que uno solo no puede hacer nada por un problema que incumbe a todo le planeta, pero en este caso lo de “muchos pocos son muchos”, y creemos que sí se puede hacer mucho. O por lo menos, tenemos la esperanza de que así sea.

Nos parece excelente la idea de un diseñador holandés, Dave Hakkens, que ha fundado Precius Plastic, para, entre otras cosas, crear una red social que tiene como misión luchar contar la contaminación del plástico. Bonito ¿verdad?

Su objetivo no es ir en contra de la fabricación de plástico, sino de que acaben en el océano o en el vertedero. En su web dicen que el plástico es muy duradero, pero se consume en muy poco tiempo, lo que es un increíble derroche de un material muy valioso.

La idea de Dave Hakkens consta de dos partes. Primero tiene una web y luego una red social.

Según abres la web, te sale este mensaje: somos independientes, pobres pero libres. Todo una propuesta honesta y valiente.

Han inventado y desarrollado unas máquinas que transforman el plástico otra vez en materia prima para fabricar otras cosas, de plástico claro, pero con una vida más larga y que además, impide que el plástico que íbamos a tirar acabe en el vertedero (en el mejor de los casos, como decíamos antes).

Las instrucciones para fabricar estas máquinas están en la página web y su acceso es gratuito. Así, cada uno podrá elaborar sus propias máquinas -dependiendo del uso que posteriormente se le quiera dar-. Los materiales que se necesitan son muy básicos porque, lo mejor de todo, es que esta tecnología está al alcance de todos.

Han desarrollado cuatro máquinas.

- La primera es la trituradora. Metemos todo el plástico que íbamos a tirar a la basura y lo deja en diminutas virutas.
- La segunda es la maquina de extrusión: metemos las virutas y se crea el nuevo material -de plásticos, claro está- en formato barra suave y blando para que nosotros hagamos lo que queramos con el.
- La maquina de compresión es la tercera. Es un horno donde se somete a presión para sacar el molde de lo que queremos construir
- Y por último tenemos la cuarta máquina que es la de inyección. Metemos el plástico conseguido en la máquina de extrusión y sacamos piezas con el molde que hayamos construido. Recomiendan hacer piezas pequeñas como maceteros, cuencos, carpetas, etc.

Todos los pasos están explicados con videos muy simples y muy bien realizados. También te proponen que si no eres muy manitas, puedes encargar algunas máquinas a alguien que tengas cerca de tu lugar de residencia o entrar en los fórum que tienen a tal efecto. Son acciones de producción colaborativa. En España hay varios centros de estudio y colegios que hacen ya este tipo de cosas.

En los fórums hay propuestas de todos los tipos. Vimos una muy interesante que proponía hacer ladrillos de plástico. Y, además, como ejemplo, ponía el trabajo realizado por un ingeniero mexicano sobre una casa hecha con botellas de PET. Si quieres conocer algo más en detalle este trabajo, pulsa este enlace.

Volviendo a Dave Hakken, además de la lucha para aprovechar el plástico también tiene un frente abierto con los teléfonos móviles. Quiere cambiar la forma en que se fabrican los productos electrónicos para crear menos residuos. Dice que él no sabe construir estos aparatos, pero si ha tenido la idea de cómo debería ser: un teléfono que se pueda actualizar, reparar y personalizar fácilmente, un teléfono modular.

Eso de que sea modular y que se lo pueda reparar uno mismo es una gran idea que tuvo una gran aceptación y actualmente ya está trabajando Motorola -que sí sabe fabricar teléfonos móviles-, una compañía que la compró hace algunos años Google y que ya está trabajando con este nuevo concepto. Aquí tienes el enlace para la web de phoneblocks.

Recomendamos entrar en la web de plastius precius. Está llena de información acerca del plástico y cómo reciclarlo de una manera más aprovechable. La web está llena de videos que explican cada una de las cosas que han hecho o que van a hacer. Es toda una delicia ver como, aunque no te vayas a dedicar a reutilizar el plástico.

Puedes colaborar de otras formas con esta acción. Entre ellas, la de sumarte a su red social. Tienen un mapa donde se pueden ver a todas las personas que están mentalizadas y luchan, de una manera u otra, para que el plástico no devore a nuestra tierra. Porque hace un par de años el paleobiólogo Jan Zalasiewicz de la Universidad de Leicester publicó un estudio en el que planteaba una tesis revolucionaria: afirmaba que el plástico era la prueba evidente de que la Tierra ya ha entrado en el Antropoceno, una nueva era geológica (bautizada así por el premio Nobel de Química Paul Crutzen) en la que el comportamiento humano condiciona irremediablemente el funcionamiento del planeta. Esperamos que eso no ocurra y desde aquí pondremos todo de nuestra parte para que no suceda.

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog