La ventilación en el hogar es imprescindible para la salud

De igual manera que en el trabajo la seguridad está en función de la salud (seguridad e higiene en el trabajo), en tu hogar también debe ser así. Por ello, en este blog, muchas veces hablamos de la seguridad física -alarmas, puertas blindadas, cámaras de vigilancia, etc- pero también comentamos aquellas actividades que salvaguardan la salud de todos los que viven en el hogar frente a intoxicaciones alimentarias, caídas, manipulación de aparatos eléctricos, etc...

 

Es conveniente, de vez en cuando  leer estos artículos porque encierran una serie de recomendaciones que, de seguirse, se obtiene una mayor seguridad y tranquilidad.

Hoy traemos la necesidad de ventilar y orear perfectamente una casa. Siempre se ha visto como algo recomendable, sobre todo para la casa no huela a cerrado, pero muchos no estamos mentalizados de que la falta de ventilación pueda originar una serie de trastornos incómodos.

Ventilacion_hogar_y_salud

Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha definido como el Síndrome del edificio enfermo. Se refiere a enfermedades como catarros continuos, dolores de cabeza, irritaciones tanto en la piel como en los ojos y la garganta, respiración dificultosa, náuseas, ronqueras, etc., que, en ciertas personas, puede ir degenerando en algo más grave.

Cuando ventilamos la casa, además de intercambiar el aire interior viciado -lo que denominamos aire sucio o cargado- por el del exterior -que es más puro y limpio- estamos alejando de nuestra casa un conjunto de enfermedades cuyo origen está en la contaminación del aire en espacios cerrados. Aunque parezca raro, hay mas contaminación en el interior de las casas que en el exterior.

La calidad del aire es fundamental para dormir bien

Una habitación importantísima y que necesita una buena ventilación es el dormitorio. Después de más o menos ocho horas durmiendo el aire necesita renovarse: tenemos que dejar salir todo el CO2 que exhalamos al respirar y renovar el ambiente con aire limpio. La calidad del aire es fundamental para dormir bien. Y si eres de los que duermen con la puerta cerrada no lo estás haciendo bien.

Según un estudio de la Universidad de Tecnología de Eindhoven que estudió los patronos de sueños en los dormitorios bien ventiladas y con las puertas abiertas por la noche, se registraban unos niveles muy bajos de dióxido de carbono en el aire lo que se traduce en un mejor descanso.  Y también, algo colateral a la ventilación del dormitorio es el cambio de sábanas que se debe realizar una vez a la semana y dejar cuando más tiempo mejor, sin poner las nuevas sábanas para facilitar la ventilación del interior del colchón.

Salud y bienestar en el hogar

Para ventilar una casa hay que tener en cuenta varias cosas.

El tiempo de ventilación: en invierno se recomienda 10 minutos, pero muchas voces autorizadas dicen que con 5 minutos es más que suficiente.

La ventilación cruzada es una de las más efectivas. Abre las puertas y ventanas que estén en lados opuestos de la casa para que se formen corrientes que facilitarán ese intercambio de aire viciado por otro más limpio.

La ventilación forzada también ayuda mucho. Por ejemplo, los extractores del cuarto de baño, la campana de la cocina, ventiladores que mueven el aire… todos suman a lo hora de hacer tu hogar más saludable. También es bueno colocar un filtro de aire o un deshumidificador. El deshumificador eliminará el exceso de humedad y gases del ambiente mientras que el filtro se quedará con todas las toxinas del ambiente, con lo que deja la vivienda con un aire limpio.

Lo más importante es que todos tengamos claros los conceptos y recomendaciones para que nuestro hogar sea más seguro, en el que podamos disfrutar de nuestro tiempo de descanso. Algo tan simple como ventilar una casa contribuye a crear esa sensación de bienestar y eliminar posibles complicaciones.

 

Fuentes consultadas: Viviendasaludable.es (Por tu salud ventila tu hogar) y Grupolomonaco.com (ventilación de dormitorios)

 

 

Leer más... Consulta todos los contenidos de nuestro blog