Un hogar con mascotas, higiénico y seguro

Mascotas en el hogar

A la hora de tener mascotas hay que mentalizarse para que nuestro hogar sea seguro y libre de las enfermedades que estas puedan transmitir.

 

Las mascotas promocionan a un hogar calidez, seguridad, compañía… pero también ciertos inconvenientes que son necesarios tener en cuenta para que no interrumpan la vida familiar.

Para los niños y los ancianos son una compañía ejemplar y nos pueden ayudar a evitar situaciones incómodas. Hace unos pocos días salió en la prensa la noticia de una niña pequeña que se había perdido en el monte toda una noche y que, gracias a su perro, que le estaba dando su calor corporal, pudo sobrevivir. Además, sus ladridos sirvieron de guía para que los encontrasen con vida. Escenas como estas las hemos visto a menudo y de muy diversa índole. Por eso creemos que una mascota, siempre que se desee y se le ofrezca el cariño que necesita, debe ser bienvenida en una casa.

Una de las contrapartidas son las enfermedades que pueden ser transmitidas por una mascota. Un artículo publicado en revistabuenasalud.com nos habla de tres tipos de peligros:

1º)  La transmisión de enfermedades comunes entre animales y personas (técnicamente conocida como zoonosis).

2º) La presencia de pulgas, insectos pequeños que infectan a las mascotas y algunas veces se alimentan de las personas (“picándolas”). En general prefieren la sangre de los gatos, pero también se alimentan de la de los perros.

3º) El desarrollo de alergias y afecciones del sistema respiratorio debido a los pelos o plumas y caspa de los animales.

También hace un recorrido por los diferentes casos relacionados con las alergias a perros y gatos y qué debe hacer si uno es alérgico y quiere, o no tiene más remedio, que convivir con una mascota. Es muy interesante.

Tenemos un perro o un gato en casa, ¿qué aspectos importantes debemos observar?

1º) LA LIMPIEZA.
Cae de cajón, pero es de vital importancia. Barrer y fregar el suelo a diario es necesario. Hay quien dice que no se puede olvidar pasar la aspiradora todos los días. Obvio está el decirlo, pero la presencia de una mascota en casa implica que tengamos un mobiliario que no dificulte la limpieza. También es necesaria una buena ventilación que permita que se renueve el aire. Lo mejor es abrir dos ventanas al mismo tiempo: eso reducirá el problema de los alérgenos. En vez de usar el plumero, es preferible usar una bayeta húmeda para evitar que los pelos y la suciedad se extiendan por toda la casa. 
Otro punto importante es lavarse las manos, bien antes de cocinar o los niños antes de comer.

Las mascotas en el hogar

2º) PRODUCTOS DE LIMPIEZA.
Hay que desterrar el amoniaco porque los animales son muy sensibles y se irritan mucho. El olor es muy fuerte y muy parecido al de la orina. Por ello, sienten que su territorio está siendo invadido. El bicarbonato es un buen sustitutivo.

Es recomendable, además, la utilización de desinfectante de ambientes en aerosol: evita la propagación de microorganismos y elimina los olores desagradables. Existe un producto de limpieza “natural” que sirve de excelente depuradora de lo ambientes interiores: el espatifilium, una planta de hojas verdes y largas.

3º) LIMPIEZA DEL ANIMAL.
En el caso del perro se debe considerar limpiarlo cada vez que entre y salga a la calle. También es necesario mantener sus cosas en perfecto cuidado e higiene.

4º) LA EDUCACIÓN DE LA MASCOTA.
Es muy importante que la mascota sea educada desde pequeñi para que haga sus necesidades en sitios determinados.

5º) EL OLOR A PERRO DENTRO DE CASA.
Si hablamos de perros, un inconveniente que tienen para estar dentro de casa es el olor. Muchas veces entramos en una casa y nos damos cuenta enseguida de que allí vive un perro.

En misanimales.com dan una serie de consejos, en total ocho, muy interesantes para eliminar ese olor que algunas veces los mismos propietarios no lo notan.

Mascotas en el hogar

Hemos visto en mascotas.mercola.com una curiosa relación de elementos y materiales que se deben tener en un hogar si se vive con mascotas. Hace un recorrido por diversos escenarios, que resumimos a continuación:

- El suelo. Entre otras cosas, olvidarse de las alfombras.
- Los muebles. Recomiendan el criptón, un tejido sintético resistente a la suciedad, malos olores y bacterias.
- Las ventanas y paredes. Lo mejor para ambos son las persianas de madera, o imitación, persianas verticales de tela, persianas enrollables o, incluso, las persianas integradas entre los paneles de cristal.
- Las toxinas del medio ambiente.
- Trucos para evitar el desorden. Da una serie de consejos para que compartir la vida de una familia con una mascota sea una aventura placentera en vez de convertirse en un gran esfuerzo para conseguir la convivencia tan necesaria en una casa.

Realmente es un artículo muy interesante escrito por la doctora Becker.

Cuanto más pasees a tu mascota, más feliz estará y menos necesitará hacer sus necesidades en casa. El ejercicio es vital para ambos, servirá para uniros más y para que el animal esté mucho más tranquilo y relajado.

Queremos unirnos a todas las voces que reclaman sensatez a la hora de comprar o adoptar a una mascota. En fundación-affinity.org ofrecen unos datos, cuanto menos, inquietantes.

El abandono y las pérdidas de perros y gatos constituyen el principal obstáculo de bienestar de los animales de compañía en nuestro país. En 2014 fueron recogidos más de 140.000 (106.781 perros y 33.410 gatos), es decir que cada cinco minutos un perro o un gato era recogido por una entidad en España

Mientras los abandonos no disminuyen, la preocupación es mayor porque, además, la adopción no aumenta. Solo el 13 % de los perros y el 10 % de los gatos de los hogares españoles proviene de una adopción, ya sea a través de particulares o protectoras.

Las mascotas en el hogar

Las cinco principales razones que se alegan para abandonar a un animal de compañía son los problemas económicos (16 %), las camadas inesperadas (13 %), el comportamiento del animal (12 %), la pérdida de interés por el animal (9 %) y el fin de la temporada de caza (9 %).

Lo dicho, si se quiere tener una mascota en casa necesitamos comprometernos a mantenerla en las mejores condiciones dándole cariño y toda clase de atenciones. Y, por supuesto, mantener nuestro hogar limpio y seguro.