Un hogar saludable

El hogar es el sitio más importante de nuestra vida diaria. Si vivimos solos se convierte en nuestro espacio privado adonde vamos buscando descanso y relación. Si vivimos con la familia es donde compartimos momentos vitales, de convivencia feliz y por ello es esencial mantenerlo en óptimas condiciones, a través de buenos hábitos.


En este blog hemos hablado mucho de la necesidad de que nuestro hogar sea seguro para toda la familia y hemos recalcado en la importancia de la cultura de la prevención.

Además de la seguridad, también es muy importante que nuestro hogar sea sano. Y, al igual que la seguridad, no tenemos demasiado conciencia de ello. Solo nos damos cuenta de su importancia cuando tenemos un problema. Por ejemplo, cuando tenemos una invasión de hormigas. Por eso, nunca está de más recordarlo.

El agua corriente

EL AGUA
Un elemento básico para que la familia esté sana es el agua corriente. En muchas ciudades españolas la calidad del agua es muy buena, aunque mucha gente cree que las aguas minerales tienen "propiedades medicinales". La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que existen demasiadas incertidumbres en el ámbito científico como para dar crédito a esta creencia. En este artículo se intenta aportar algo de luz con respecto a otra inexactitud muy extendida: la que señala que la dureza del agua se relaciona con posibles perjuicios para la salud.

LA VENTILACIÓN
El confort de un hogar depende en gran medida de una buena ventilación para que le aire no se estanque. Debemos ventilarlo diariamente, por un lado para renovar el aire y por el otro, porque los ácaros  se desarrollan más fácilmente en ambientes húmedos y cálidos como las sábanas, los edredones, los sofás, las cortinas, los muñecos de peluche, los colchones o los cojines, las alfombras, etc.
Se recomienda ventilar las habitaciones de la casa 30 minutos por la mañana. En este enlace podemos ver los efectos físicos que puede causar una mala ventilación y unas recomendaciones para tener la casa bien ventilada

LIBRE DE INSECTOS
A nadie nos gusta tener en casa esos intrusos llamados insectos. En un reciente estudio, en Estados Unidos, se han llegado a detectar 500 tipos de insectos diferentes en las casa.
Algunos de ellos no son molestos y apenas los percibimos, pero otros son muy desagradables y hay que eliminarlos. Y aquí aparece otro problema ¿cómo eliminarlo sin que sea perjudicial para el ambiente saludable del hogar? Porque uno siempre echa mano a esos insecticidas, pero… ¿es lo más aconsejable? Si a ti te parece que son mejores los remedios naturales, aquí tienes seis remedios caseros para mantener los insectos alejados de tu casa.

Las plantas en el hogar

LAS PLANTAS
Siempre habíamos considerado las plantas como elementos decorativos indispensables en el hogar, pero sí es cierto que pueden aportar mucho más: un ambiente más saludable: renuevan la calidad del aire, humidifican el ambiente; eliminan los contaminantes peligroso; mejoran el ánimo y el bienestar; son limpiadores naturales del ambiente; reducen el ruido; etc., como bien se explica en este enlace que resulta muy interesante y de obligada lectura para todos aquellos que se preocupan de las plantas en su hogar.

LA ILUMINACIÓN
La iluminación es fundamental en cualquier casa, ya que además de permitirnos ahorrar electricidad cuando ésta es natural, también contribuye a regular nuestro sistema nervioso.
Si nuestra casa no tiene demasiada iluminación natural tendremos que tomar decisiones para solucionarlo. En este enlace tienes una información muy valiosa para todo lo referente con la iluminación porque explican cuáles son las opciones que tenemos para que las bombillas no sólo no afecten a nuestra salud negativamente sino que incluso puedan aportarnos efectos terapéuticos.
 

 

Como resumen final, debemos preocuparnos para que nuestro hogar sea el mejor espacio para vivir, no solo desde el punto de vista estético y decorativo sino también seguro y saludable.