Incendio

Combustión y abrasamiento con llama capaz de propagarse. La cobertura de incendio cubre los daños producidos por el incendio cuando éste se origine por caso fortuito, por malquerencia de extraños, por negligencia propia o de las personas de quienes se responde civilmente.
 Imprimir